domingo, 11 de diciembre de 2016

Cómo cortar una torta de cumpleaños

por Maximiliano González

¿Por qué al cortar una torta hacemos un círculo en su centro pero no lo hacemos con una pizza? ¿Somos capaces de poner en duda una acción tan simple? A la hora de abrir una puerta, saludar a un amigo, baldear la vereda o manejar un colectivo, ¿Cuesta mucho rebelarse contra las acciones que no se justifican más que por la costumbre de la mano? Con gráficos y matemática, Maximiliano González nos ayuda a pensar un futuro más organizado empezando, sí, por el cumpleaños.

Luego de cantar el feliz cumpleaños, al momento de comenzar a cortar la torta, es muy común que el encargado de esta tarea proceda, en primer lugar, a cortar un círculo en el centro, para luego cortar las porciones en forma de triángulo. Pero, ¿por qué se hace ese círculo en el centro? Aunque algunos sostienen que es una tradición para que esa porción circular quede para el cumpleañero, la teoría más difundida explica que, gracias a ese corte, las porciones de torta no se desarman y así evita que se doblen las puntas. Puesto que el bizcochuelo de muchas tortas suele ser endeble, la punta de las porciones triangulares de torta tenderían a doblarse y romperse; el corte circular del centro atentaría contra esta deformación de las porciones.
                           
Pero, aunque una pizza o una tarta de espinaca tenga la misma forma que una torta, y las puntas de las porciones también puedan doblarse en sus extremos, no acostumbramos cortar un círculo en su centro. ¿Por qué? ¿El corte circular en el centro sólo queda reservado para lo dulce? ¿Qué razón nos impide hacer un corte circular en el centro de una tarta?
El matemático británico Francis Galton brindó mucho tiempo atrás una respuesta a este interrogante. En una carta al editor de la revista “Nature”, explicó científicamente cómo debería cortarse una torta para que su sabor perdurara por más tiempo. Bajo el título “Cortar una torta bajo los principios científicos”, el 20 de diciembre de 1906, Galton sostuvo que este renombrado postre debía cortarse mediante dos cortes paralelos y uno transversal, de manera que a medida que se fuesen comiendo las porciones (en el gráfico señaladas con los números 1 y 2), el centro de la torta quedase siempre protegido de la humedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario